Estudios de zonas inundables

inundabilidad

Desde la formación de los primeros centros urbanos en la historia de la humanidad, ha existido la tendencia de hacerlo cerca de los cuerpos de agua, tanto los de agua dulce, debido a que este es un recurso indispensable para los seres vivos, así como de las zonas costeras, de manera de aprovechar los recursos pesqueros y el tráfico marítimo.

Las principales fuentes de agua dulce, aptas para consumo humano se encuentran en los ríos y lagos. El que los asentamientos humanos se hayan desarrollado cerca de las riveras de ríos, lagos y costas, han generado problemas de inundaciones por estos cuerpos de agua, con pérdidas materiales y de vidas humanas.

Los estudios sobre el cambio climático generado por el calentamiento global, muestra una alteración de los patrones de lluvias y sequias a nivel mundial, haciéndolos más extremos. Esta problemática ha tenido como resultado el desarrollo de estudios de zonas inundables de una región.

Minimizar los riesgos

Los estudios de zonas inundables hoy en día son de suma importancia a la hora de establecer el ordenamiento de un territorio, determinando el correspondiente uso de la tierra. Estos estudios también dan información sobre las obras civiles que se pueden ejecutar, como las obras de canalización, construcción de presas, entre otras.

Hoy en día la tecnología, así como los estudios de los patrones climáticos, ha permitido del desarrollo de una serie de herramientas para caracterizar una región de acuerdo a su riesgo de inundación, para que de esta manera se puedan tomar decisiones al respecto.

Entre estas herramientas tenemos el desarrollo modelos teóricos capaces de simular de forma precisa, por medio del uso de ordenadores de gran capacidad de cálculo y mediante la incorporación de datos recolectados, como la topografía del terreno, datos meteorológicos, etc., se puede predecir el comportamiento de los cuerpos de agua a través de toda la zona en estudio y de esta forma minimizar los riesgos.

Share